Isidora 20

VV.AA.
Isidora 20
Isidora 20 Isidora 20

REY.– Gracias. Por lo demás, no crean ustedes que atraían mi atención las bellezas artísticas del templo. Esas bellezas, fuera de la imponente arquitectura de una parte del edificio y de los tres sepulcros que hay en las capillas del ábside y de algunos entalles del coro, yo no las veo en ninguna parte. Lo que me llamaba la atención eran esas imágenes charoladas y bermellonadas, tan semejantes, perdónenme la comparación, a las muñecas con que jugaban de niñas nuestras abuelas. ¿Qué puedo decir de los vestidos de teatro con que las cubren? Vi un San José con manto, cuya facha no quiero calificar por respeto al Santo Patriarca y a la Iglesia que le adora. En los altares se acumulan imágenes del peor gusto, y todas aquellas coronas, ramos, y demás adornos de metal o papel dorado, toda esa quincallería sí que ofende el sentimiento religioso. Lejos de elevarse a la contemplación se impone la idea de lo cómico.

Las grandes obras del arte, dando formas sensibles a las ideas, realizan misión muy noble. Los mamarrachos y las aberraciones del gusto, las obras grotescas con que una piedad mal entendida llena las iglesias, también cumplen su objeto; pero este es bastante triste: fomentan la superistición y poco más.

Doña Perfecta, Adaptación de la novela de Pérez Galdós por Ernesto Caballero.

Ficha técnica del libro 1699-5996

Tamaño
Páginas
Color Interior
Encuadernación
170 x 240 mm
236
  Negro
 Rústica