Floresta de varia lírica

Amor del Olmo, Rosa
Floresta de varia lírica
Floresta de varia lírica Floresta de varia lírica

Los poemas que engloban Floresta de varia lírica forman un cancionero a la manera que ideó el poeta murciano Diego Ramírez Pagán en el siglo xvi, cuando publicó en 1562 su Floresta de varia poesía. El término «floresta», del latín «forentis», proviene del antiguo vocablo francés «forest» (hoy forêt), que significa terreno de arbolado frondoso y ameno, alusión a una vegetación espesa en flor, como es la poesía. Fue muy usado por escritores modernistas, como Rubén Darío. Nada que ver con «selva o silva», como la obra Silva de varia lección de Pedro Mexía, muy difundida desde 1540, que viene a ser una enciclopédica miscelánea del saber humanístico. Floresta de varia lírica está concebida como un poemario variado e intimista, a través del vehículo de la palabra que realza con esplendor el amor, la soledad, la angustia, la poesía sensualista, comprometida o de denuncia. El conjunto abre sus puertas con cuatro libros: Café de Noche, que representa una especie de teatro, un telón desplegado que muestra al público una escena con unas mesas en un cenador ocupadas por parroquianos que, a través de 25 poemas, expresan el pensar más íntimo, la vida personal y la vida familiar. Poemas del Calendario, viene a ser un discurrir poético durante un año natural, en cada mes se resaltan dos poemas donde los sentimientos del autor están a flor de piel. Los XIV apartados de Balada del Parque de Baterías, contiene todos los elementos de la poesía narrativa: el amor, el misterio, la muerte, lo sobrenatural… Del capítulo VIII al XIII inclusive, el autor desdeña los signos de puntuación, leemos una suerte de poesía de «scriptura continua», como un homenaje a los movimientos poéticos rompedores, desde el modernismo hasta el simbolismo, sin olvidar los de vanguardia. Una creación sin normas que acogote la expresión lírica, aunque ello ocasione un doble trabajo al lector. El sensualismo y su dosis sicalíptica se halla presente en Las flores del bien, poemario dedicado a la memoria del gran poeta simbolista Charles Baudelaire, que sufrió por decisión de un tribunal parisino la censura de seis poemas originales, que debían estar incluidos en su libro Les fleurs du mal. Los próceres miembros los consideraron ofensivos e inmorales. Asimismo estos versos surgen de la tradición de una literatura erótica que pulula desde unos tiempos que no se pueden olvidar. La poesía vital de Catulo y la imaginada de Pierre Louÿs a través de la cortesana Bilitis están muy presentes.

Ficha técnica del libro 978-84-16250-63-9

Tamaño
Páginas
Color Interior
Encuadernación
210 x 290 mm
124
  Negro
 Rústica con solapas